Isabel & Pedro

Isabel tenía claro que quería una boda elegante y muy cuidada. Pedro solo quería que ella estuviese contenta y tranquila durante el proceso. Eso fue lo que les llevó a escribirnos y a empezar a dibujar su día junto a nosotras.

Cuando tuvimos la primera reunión Isa estaba un poco agobiada porque no habían contratado aún ningún proveedor, solo tenían claro que su boda se celebraría en la Real Sociedad de Tenis de Santander. La dijimos que si quería y se fiaba de nuestro criterio en una semana tendría todo bajo control, y así fue. ¡Confió casi a ciegas de nosotras y eso hizo que todo fuese facilísimo y  además súper divertido!

Ella se preparó en el hotel Real, acompañada de su madre y hermana, junto a grandes profesionales como eran Will y Esther Torralbo, que hicieron que el precioso vestido hecho a medida en Sophie et voilá luciera en todo su esplendor. A su vez Pedro se encontraba junto a su familia en el Hotel Victoria.

La ceremonia tuvo lugar en la Iglesia de San Vicente, Nuestra Señora de los Ángeles, que quedó espectacular con la decoración floral que diseñamos junto a Raúl de Sel de Flores.

Con paso firme sobre sus Jimmy Choo entraba nuestra Isa a la ceremonia, mientras un emocionado Pedro la esperaba en el altar.

Pasados los nervios del inicio, todos los invitados se desplazaron hasta Santander, donde se desarrolló el resto de la celebración, en el Tenis, un emplazamiento idílico, en primera línea de playa con vistas a toda la bahía de Santander. Un cóctel en el que pudimos ver el atardecer al son de la música de Cris y Chema Erasun mientras todo el mundo disfrutaba de los aperitivos y el Sushi increíble del restaurante Olivia

Aprovechamos para “raptar” unos minutos a los novios, ¡que nos encanta hacerlo! Para que viesen todo el esfuerzo que habíamos invertido en convertir ese comedor en algo totalmente diferente a lo que estaban acostumbrados. Cambiamos mantelería, bajo platos, servilletas, platos de pan…. Llenamos el comedor de verdes, flores y luces gracias a Sel de Flores y a Sonort que también nos iluminaron la fiesta mientras pinchaba Chema.

La mesa dulce que montamos con las delicias de La boutique de las tartas no dejó indiferente a ningún goloso durante la barra libre.

La fotografía corrió a cargo de Alberto Llamazares y del video se encargó Feeling movie.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.